931885938 • 622882561 info@totduna.com

¡Hola! Me llamo Vanesa Bartoll, soy la fundadora de Tot d’una, aquí os cuento como empezó todo…

La conexión con los animales fue muy fuerte desde muy pequeña, los amaba y me sentía feliz estando a su lado, la naturaleza también jugaba un papel muy importante en mi vida, enseguida empecé a dedicar todo mi tiempo libre a colaborar con entidades de voluntariado con niños, asociaciones de ayuda a los animales y asociaciones de conservación del medioambiente. Me hacía feliz poner en práctica lo que terminó convirtiéndose en mi filosofía de vida.

A los 9 años desarrollé varios problemas digestivos, pero los doctores no encontraban el origen de mi malestar. Cuando tenía 14 años decidí empezar una dieta vegetariana, que con los años se convirtió en vegana, decisión que por suerte mis padres respetaron totalmente. Mis problemas digestivos a pesar de que mejoraron, no desaparecieron, y con 20 años, debido a un diagnóstico erróneo, tuve que pasar por quirófano. Cinco años más tarde la casualidad me llevó a trabajar en un obrador donde se elaboraban pasteles y chocolate de manera artesanal….y allí nació mi gran pasión: la cocina. Pero también la experimentación y descubrimiento de nuevas recetas que pudieran permitir a todo el mundo disfrutar.

Poco tiempo después nació mi hija y ella desarrolló los mismos problemas digestivos que yo siempre había sufrido. Ante la posibilidad de que, con solo 8 meses, también tuviera que afrontar una operación quirúrgica, intensifiqué mi investigación en la cocina, para encontrar alternativas y evitar algunos alimentos….y nuestra salud mejoró completamente.

Con el tiempo conocí otras familias que habían sufrido las mismas preocupaciones y esto me dio la motivación necesaria para abrir en 2010 una cafetería-pastelería sin gluten, sin huevo, sin leche, sin frutos secos, sin trazas de los anteriores y 100% vegana que permita a cualquier persona disfrutar de la comida, aunque sufra una alergia y/o intolerancia. Además no utilizamos ingredientes transgénicos, ni azúcar refinado, ni harinas refinadas, son ecológicas, igual que la mayoría de nuestros ingredientes.

Han sido muchos años de investigación, pruebas y recetas, que se han transformado en decenas de cartas y correos de agradecimiento. Y esto…. ¡esto es lo que ha hecho imparable esta aventura! Vuestra fuerza y empujón, vuestros mensajes, la alegría con la que me explicáis como vuestros hijos han disfrutado de un pastel de cumpleaños por primera vez.

Porque al final, se trataba de esto: de hacer, aunque fuera un poco, más felices a los que nos rodean.

EL EQUIPO:

Poco a poco se han ido uniendo más personas a esta aventura. Somos un equipo de gente motivada que desea poner su granito de arena por un mundo mejor. Nos gusta nuestro trabajo porque nos acerca a nuestra manera de entender la alimentación saludable, consciente y responsable. ¡Bienvenidos a nuestra familia!